Quiero una mascota exótica!

A la búsqueda de la originalidad, mucha gente no se conforma con tener el clásico perro o gato como animal de compañía y acude a las tiendas de animales en busca de una mascota más exótica. Pero adquirir una mascota exótica supone una responsabilidad añadida porque son animales que requieren unas condiciones ambientales específicas y unos cuidados extras que te supondrán un desembolso económico importante.

Entre los animales exóticos preferidos últimamente están los siguientes:

  • Iguanas Imagen
  • Otros reptiles como los camaleones Imagen
  • Hurones Imagen
  • Otros roedores como: mapaches, ardillas, cobayas, conejos, ratones, ratas, etc. Imagen
  • Aves exóticas Imagen
  • Anfibios Imagen
  • Tortugas de tierra Imagen
  • Tortugas de agua Imagen
  • Insectos Imagen
  • Y hasta cerdos vietnamitas Imagen estos últimos popularizados gracias a George Clooney.

Otras especies demandadas, que además no están exentas de una cierta peligrosidad son:

  • Serpientes Imagen
  • Arañas Imagen
  • Y escorpiones Imagen

 

Pero si eres un amante de los animales exóticos conviene que tengas en cuenta algunos factores antes de adquirir uno de estos ejemplares como animal de compañía. Algunas especies necesitan unos seguros especiales y una documentación determinada, así que tendrás que enterarte de la legislación al respecto. También tendrás que informarte previamente del tipo de hábitat que requiere, la alimentación, que en muchos casos será difícil de conseguir, y el tamaño final que puede alcanzar el animal.

Ten en cuenta, que tener una mascota no puede ser el resultado de un capricho pasajero. Hay que actuar con responsabilidad en todo momento, porque cada vez hay más casos de abandono de animales exóticos y se trata de una actuación no sólo carente de ética, sino además muy peligrosa tanto para la fauna del entorno como, en determinados casos, para las personas.

¿Como entender y comunicarte con tu perro?

Así tengas un nuevo perro o ya haya sido tu mascota por un tiempo, debes saber algunas de las formas en que se comunica a través de sus gestos y su cuerpo.

1. Tu perro es único y debes pasar algún tiempo observándole para comprender sus sentimientos.

  • Ten en cuenta que su lenguaje es sutil.
  • El entender su lenguaje te servirá para prevenir problemas de salud o estrés o comportamientos extraños.
  • Recuerda que esto es un aprendizaje que deben hacer los dos para lograr la comunicación.
  • Su habilidad para comunicarse puede ser más difícil dependiendo de la raza: si tiene orejas caídas, cola cortada, etc.

2. El contacto visual tiene diferentes mensajes. Un perro que baja la vista está siendo sumiso, y no busca confrontación.

contacto-visual-perro-juego

3. Observa la postura de su cuerpo para identificar sus emociones. Las más comunes son:

  • Postura de confianza: erguido, cola parada y moviéndose, orejas levantadas o relajadas. Apariencia relajada.
  • Inclinado: de frente con la cabeza y el pecho hacia abajo y las patas separadas. Invitando al juego.
  • Movimientos de cadera: otro signo de invitación al juego. Si además te da la espalda es que quiere mimos y confía plenamente en ti.
  • Panza arriba: muestra respeto por la autoridad. Darle un masaje en la panza es un buen premio. También puede significar que quiere defenderse de algo.
  • Pelo del lomo erizado: se siente amenazado. No es necesariamente agresivo, pero sí para estar alerta.
  • Asustado o inseguro: encogido o agazapado.
  • Con un hueso en la boca se congela de repente: no se siente seguro o se prepara para un ataque.
  • Agresivo o amenazado: se inclina hacia adelante y se ve rígido. La cola hacia abajo moviéndose rápidamente.

perros

4. Sus gestos: como los de los humanos, puedes interpretarlos. Los más comunes:

  • Incertidumbre o perplejidad: expresada de varias maneras como levantando una pata y manteniendo la distancia. La cabeza ladeada significa que está escuchando.
  • Montarse: puede ser signo de estrés: puede resultarte difícil, pero puedes solucionarlo con entrenamiento adecuado.
  • Una pata levantada y tocándote: gesto apaciguador o de llamar la atención para diferentes cosas como jugar o como gesto amistoso.
  • Dominio: Lo manifiesta de diferentes maneras, como apoyando su cabeza o pata sobre el cuello, o hasta parándose sobre otro perro.
  • Movimiento de cabeza y hombros: marca el final de una actividad como, descansar, jugar, o estar alerta a algo.

perro_labrador_atento

5. Observa su cola: puede ser difícil entender sus señales, pero es importante que lo hagas, pues no siempre significan felicidad. Los más comunes:

  • Cola parada: confianza en si mismo, o entusiasmo.
  • Cola a nivel del cuerpo o un poco más baja: relajado, seguro y amigable.
  • Cola baja o entre las patas: ansiedad, temor, incertidumbre, busca protección.
  • Cola hacia arriba y con movimientos intensos: travieso, quiere molestarte o a otro perro.
  • ve meneo: Relajado pero alerta, listo para jugar.
  • Meneo lento, cola levemente baja: confundido, pidiendo explicación.
  • Cola erecta temblando levemente: enfrenta un desafío.
  • Cola baja y meneo rápido: sumisión.
  • Cola levemente baja y quieta: alerta y observando.
  • La cola baja con leve movimiento: tristeza o decaimiento.

articulo_843

6. Las orejas de un perro son increíblemente expresivas.

  • Orejas hacia adelante o arriba: concentrado en un juego, o cazando.
  • Achatadas: contra su cabeza, miedo o amenazado. Hacia adelante pero cerca de la cabeza, agresividad.
  • Hacia atrás pero no achatadas: disgusto, ansiedad, incertidumbre.

www_animaljpg_ru-357

7. Expresiones más comunes de los ojos:

  • Bien abiertos: alerta, juguetón, y preparado.
  • Mirada fija: comportamiento desafiente y dominante.
  • Evita el contacto visual: amabilidad, deferencia o sumisión.
  • Parpadeo o guiño: juguetón.
  • Ojos entrecerrados: puede sentirse agresivo y a punto de atacar.

ojos-del-perro-250x300

19

8. Observa su cara. Sus expresiones son cruciales para entender su comportamiento:

  • Sonrisa: Según sea su lenguaje corporal, significa felicidad y relajación.
  • Bostezo: cansancio, se siente amenazado, o se contagia de tu bostezo.
  • Boca: estirada hacia atrás, cerrada o apenas abierta es que está estresado o con dolor. Si está estirada y apenas abierta es una señal de sumisión o neutral. Si la tiene cerrada o apenas abierta con los dientes cubiertos, está alerta y contenido.
  • Se lame los labios: y además bosteza es señal de estrés, presión, o parte del comportamiento sexual. Es común en los cachorros aunque si continua cuando es adulto, puede ser molesto tanto para ti como para otros perros.
  • Mostrando los dientes: agresión, intención de morder. si los muestra pero el músculo no está levantado puede ser sólo un gesto defensivo o dominante. De lo contrario está enojado y puede morder.

images

9. Escúchalo. Ladridos, gruñidos y aullidos tienen diferentes mensajes:

  • Aprende a diferenciarlos:
  • Fuerte, agudo, rápido: agresivo, marcando territorio.
  • Gutural, corto, frecuente, alerta: alerta sobre potencial peligro.
  • Repentino y corto: forma de saludarte.
  • Agudo: amistoso, juguetón.
  • Aullido agudo: señal de dolor.
  • Ladrido bajo y espaciado: mejor alejarse.
  • Diferenciar gruñidos. Si bien son normales durante el juego, debes tener cuidado si está demasiado excitado.
    • Fuerte, agudo, rápido: agresivo, marcando territorio.
    • Gutural, corto, frecuente, alerta: alerta sobre potencial peligro.
    • Repentino y corto: forma de saludarte.
    • Agudo: amistoso, juguetón.
    • Aullido agudo: señal de dolor.
    • Ladrido bajo y espaciado: mejor alejarse.

    perro-ladrando-by-Perfecto-Insecto2

  • Diferenciar gruñidos. Si bien son normales durante el juego, debes tener cuidado si está demasiado excitado.
    • Gruñido bajo: debes alejarte.
    • Gruñido bajo terminado en ladrido: responde a una amenaza y puede morder.
    • Gruñido medio combinado con ladrido: nervioso y quizá agresivo.
    • Refunfuña suavemente: señal de alegría, a veces acompañado de ladridos excitados.
    • Gruñido o ladrido sostenido: ansioso o desconfiado.

    2uqzuz7

  • Diferenciar aullidos:
    • Largo y sostenido: soledad.
    • Aullido que se agudiza: Feliz y/o excitado.
    • Bramido: señal de cacería.
    • Sirena: respuesta a otro aullido o sonido constante.

    perro-ladrando-

  • Diferenciar gemidos y quejidos:
    • Breves gemidos con ladridos: ansioso, excitado.
    • Breves quejidos: temor o ansiedad.
    • Gemido bajo: medianamente ansioso o sumiso.
    • Gemido agudo persistente: ansiedad o dolor severos.
  • Si no emite sonidos acompañados de olfateo del aire, entre otros, indican acecho, o sunisión.

10. Son animales grupales, por lo tanto siguen un orden de jerarquía. Entender sus gestos y posturas te ayudará a comprenderlo y responderle mejor.

  • Alfa es el Líder, en este caso tu.
  • Si tienes mas de un perro, notarás diferentes jerarquías nombradas según el alfabeto griego. El Líder, Alfa, luego Beta, etc y el ultimo Omega. Con comportamientos acordes a su orden en la jauría.

images

11. Observa tu lenguaje. Los perros entienden nuestro lenguaje y son capaces de percibir tu humor y predecir que te pasará, por ejemplo, ataques de epilepsia. Los más comunes:

  • Desaparecer de nuestra vista cuando no queremos que estén ahí.
  • Mirarlo fijo. El mensaje es amenazante.
  • Si confundes los signos de miedo y lo castigas tu perro no mejorará su comportamiento.
  • Palmearle la cabeza. A muchos no les gusta. Nunca lo hagas si no lo conoces.
  • Cuando bostezas cúbrete para que no se vaya de tu lado.
  • Abrazos y mimos. Tu perro puede interpretarlo de diferentes modos, como que está atrapado. Si es así, tendrás que ser paciente y si tienes niños no dejar que lo abracen o pongan sus caras cerca a la vez que monitoreas por si reacciona negativamente.
  • Los perros son sociables, ten cuidado con los cachorros cuando recién llegan no los dejes solos hasta que se sienta seguro en el lugar.
  • Los gritos y malos tratos no mejoran el comportamiento de tu perro, todo lo contrario.

Consejos:

  • La mejor manera de aprender a comunicarte con tu perro será pasar tiempo con él, no todo lo anterior aplica.
  • Reconoce las muchas señales que demuestran su humor para predecir sus reacciones.
  • Deberás ser cuidadoso cuando lleves otras personas u otros animales a tu casa. Supervisa su reacción para prevenir problemas.

Advertencias:

  • Lleva tu perro al veterinario si se queja o gime, puede ser a causa de dolores o lastimaduras.
  • Ten cuidado con perros que no conoces. Que muevan la cola no siempre significa que está contento. Observa su lenguaje corporal.
  • No lo fuerces. Comunícate de buena manera.

Cosas que necesitarás:

  • Equipo de entrenamiento.
  • Tiempo para observarlo y jugar con él.
  • Cuaderno para anotar observaciones (opcional).

¿Como entender a tu gato?

Los gatos, como todos los seres vivos incluido el ser humano, necesitan utilizar un lenguaje para comunicarse con otros seres (bien sean gatos, humanos, etc.), por ejemplo para delimitar un territorio, cuidar a sus crías, hacer notar una amenaza o avisar de un peligro. Ya que no pueden “hablar”, utilizan unos signos para entenderse y hacerse entender.

Los signos que utilizan los gatos pueden ser de dos tipos principalmente:

-Signos de naturaleza fugaz: mímica, gestos, voces.
-Signos de naturaleza perdurable: marcas de olor, principalmente.

Hasta hace poco tiempo se pensaba que los gatos eran animales asociales y solitarios, y existía la duda de para qué necesitaba un sistema tan completo de comunicación. Sin embargo, la etología actual expone que los gatos, sobre todo los domésticos, no son esos seres solitarios que se pensaba, y que el hecho de que su domesticación fuese por voluntad propia y no forzosa ha determinado la creación de una organización social compleja, en la que se incluye el lenguaje intra e interespecífico (entre gatos y con otras especies). Recordemos que en el antiguo Egipto los gatos fueron aceptados gracias a sus habilidades como cazadores de pequeños animales dañinos para el hombre (ratones, serpientes…), por lo tanto no fue domesticado a la fuerza, sino que fue alimentado y cuidado con el fin de obtener de él un beneficio. No obstante, incluso los tipos más salvajes, no sólo de felinos, sino de cualquier otra especie animal, necesitan entenderse para procrear o defenderse. Por lo tanto, la capacidad para crear e interpretar los signos es innata en todos los animales.

Mímica

El gato posee un buen número de músculos en la cara que le permiten realizar gran cantidad de gestos combinándolos con movimientos de orejas, bigotes, pupilas y pelos. Por ejemplo, las orejas dirigidas hacia delante indican un interés amistoso y diversos grados de interés según dirija los músculos de la frente hacia arriba o hacia el centro. Las orejas levantadas y dirigidas hacia atrás indican una amenaza de ataque; en este caso, ladea la cabeza ligeramente y fija su mirada intensamente en el contrario. En el caso de que las doble hacia atrás y los lados está señalando su disposición para la defensa, miedo y huída. Si el miedo es intenso, además de replegar las orejas, los músculos de las mejillas dirigen los bigotes hacia abajo y hacia la garganta, agitándolos.

La disposición de los bigotes en forma de abanico también se encuadran dentro de este grupo de expresiones. Si los tiene hacia los lados y poco extendidos indican tranquilidad, placer, buen humor e incluso indiferencia. Los bigotes extendidos hacia delante y vibrando señalan tensión y actividad inminente. Si están replegados hacia atrás, es señal de timidez y retraimiento.

6374584-un-gato-atento-en-la-hierba-verde

Las pupilas estrechas expresan tensión, gran interés y amenaza agresiva, y las dilatadas indican miedo, sorpresa y defensa, aunque aquí el problema principal es que la modificación de las pupilas depende de la cantidad de luz ambiental, con lo que es posible que no distingamos bien si el gato está excitado. Aún así, se pueden diferenciar algunas señales básicas. Las pupilas dilatadas indican una emoción creciente o bien que tiene hambre. Por tanto, se agrandan tanto en una situación agradable como en una amenazante.

La apertura de los párpados también expresa el estado de ánimo. Los suele abrir mucho ante los extraños, indicando un estado de vigilancia, mientras que en una situación controlada y relajada, como por ejemplo ante su dueño, suele mantenerlos entreabiertos. En cuanto a la mirada fija, claramente los gatos perciben ésta como un síntoma de amenaza, por lo cual suelen volver la espalda ante unos ojos que le observen fijamente.

El bostezo no tiene el mismo significado que en los humanos, sino que indica principalmente que todo va bien y el gato se encuentra tranquilo.

gato-bostezando

Hay dos movimientos de los labios que son característicos de los felinos: el “flemen” y el gesto defensivo de los grandes felinos. El flemen es una curiosa expresión del rostro que se produce ante determinados estímulos olfatorios. El gato abre ligeramente la boca y eleva la nariz y el labio superior, produciéndole unas arrugas características en la zona que parecen indicar que algo le da asco. Sin embargo, se trata de todo lo contrario, ya que es un momento de intenso placer en el gato. Este gesto está relacionado con el órgano de Jacobson, un segundo órgano olfatorio que se encuentra muy desarrollado en el gato y que otras especies como los monos o el hombre han perdido. El segundo movimiento de los labios en felinos es denominado “gesto de turbación”, y hasta la fecha sólo se ha observado en grandes felinos, aunque puede que en los gatos sea tan imperceptible que no haya sido apercibido. Es muy parecido al flemen, con la diferencia de que la boca permanece cerrada, no arrugan la nariz y los labios se retraen mucho más, además de que se produce un lento balanceo de la cabeza. Es un gesto amistoso ante un congénere que se acerca a su vez de manera amistosa.

Gestos

Aquí se incluyen todos aquellos movimientos que se realizan con la cabeza, el tronco y las extremidades, incluyendo los movimientos de la cola y la capacidad para erizar el pelo. Si mantiene la cabeza ladeada, está indicando su disposición a un acercamiento. El gato que se sienta superior se acercará con la cabeza alta, y el de rango inferior la bajará un poco. La mímica acompañante aclara si se trata de un acercamiento amistoso u hostil.

 

Si un gato dobla las patas de atrás está demostrando inseguridad o miedo, pero si dobla las de delante se está preparando para un ataque. Si dobla las cuatro patas demuestra inseguridad y disposición para defenderse.

Gato asustado

Según los etólogos, el gato puede transmitir 12 señales con la cola. Si está recta, indica amistad. Si la eriza señala agresividad. Si la arquea, el gato está a la defensiva. Si la arquea sólo suavemente señala gran interés por el amo, sobre todo cuando le prepara la comida. Si agita la cola al aire fuertemente está en un estado de gran nerviosismo, incluso enfadado. A veces, el gato oscila la cola violentamente cuando observa un pajarillo detrás de una ventana. Este movimiento denota un profundo conflicto interior en el gato, que no sabe decidir si atacar a la presa ya o esperar un mejor momento. Esta última característica del lenguaje corporal del gato fue perfectamente descrita por el zoólogo y etólogo británico Desmond Morris:

“La verdad es que el gato quiere hacer dos cosas al mismo tiempo, pero un estímulo bloquea el otro. Por ejemplo, si el gato maúlla de noche porque quiere que le dejen salir y la puerta se abre mostrando que fuera llueve a cántaros, el animal puede empezar a agitar la cola. Si se sumerge en la noche para permanecer un momento bajo el aguacero en actitud desafiante mientras se moja hasta los huesos, la cola se agitará aún más furiosamente. Por último, se decidirá: se precipitará a refugiarse en la comodidad de la casa o, a pesar de las condiciones climáticas, se pondrá valientemente a explorar su territorio. En cuanto el animal haya resuelto su dilema, en un sentido o en otro, su cola dejará inmediatamente de agitarse”.

En cuanto al lomo, si el gato redondea la espalda significa que desea ser acariciado, pero si la arquea mucho está muy irritado. Si el gato tiene miedo se le eriza el pelo de todo el cuerpo, pero si está dispuesto a atacar sólo eriza los pelos de la zona media del lomo y la cola. Los anglosajones denominan “Halloween” al gato que adopta una actitud defensiva. Éste, para impresionar a sus adversarios, eriza todo su pelo para aparentar ser más grande de lo que en realidad es.

Voces

El gato dispone de un amplio repertorio de sonidos para comunicarse en distintas situaciones. La gata en celo es capaz de mantener un verdadero diálogo con sus pretendientes. Las madres usan una serie de sonidos para comunicarse con sus crías. E incluso el gato usa unos sonidos específicos en su conversación con el ser humano, que no usa con los demás gatos. Todavía no se conoce con exactitud cómo funciona el aparato vocal del gato. Durante mucho tiempo se pensó que poseía una doble glotis, con dos tipos de cuerdas vocales: las superiores o falsas y las inferiores o verdaderas. Se creía que los maullidos se producían por vibraciones de las cuerdas inferiores, y el ronroneo por las superiores. Pero esta teoría ha sido rebatida por otras que afirman que las cuerdas superiores son un replegamiento de la faringe, y por tanto no intervienen en la emisión de la voz.

Consejos-calmar-a-un-gato

Actualmente se piensa que el ronroneo se produce por la contracción rítmica de los músculos de la laringe, en el que interviene también el diafragma. El ronroneo aparece inmediatamente después del nacimiento, y es un signo de dependencia del gatito hacia la madre, que mediante este sonido puede reconocerlo. En el gato adulto es el recuerdo de una actitud infantil, que indica la subordinación al amo que le da comida. Expresa satisfacción y placer, y puede ser provocado incluso por una voz conocida, sin necesidad de contacto físico directo. Pero a veces denota un estado de ansiedad, miedo e inferioridad, e incluso gatos que están gravemente enfermos ronronean sin parar. Esto se debe a que el gato se nota en inferioridad de condiciones y está intentando tranquilizar a un posible enemigo, aunque algunos autores dicen que lo hace para expresar el alivio que le produce la presencia de una persona conocida.

El ronroneo es una forma de expresión única en los felinos. Pero también usan otros sonidos en su lenguaje. Por ejemplo los murmullos. Este sonido se produce manteniendo la boca cerrada, y es el más usado por los gatos, especialmente en la comunicación intraespecífica.

ronroneo2

Además del ronroneo y de los “murmullos” producidos con la boca cerrada, el gato dispone de un enorme conjunto de sonidos que se dividen en dos categorías. En la primera se incluyen los maullidos emitidos con la boca abierta y luego inmediatamente cerrada. A estos se les llama “vocales”. Constituyen el auténtico vocabulario del gato, y tienen una gran variedad de sonidos y modulaciones de voz. Cada maullido es un mensaje perfectamente identificable. En la segunda categoría están los sonidos de mayor intensidad, que suelen utilizar sobre todo para comunicarse con los demás gatos y que están relacionados con mensajes de urgencia. Son por ejemplo, el gruñido del macho que ataca, el bufido del gato amenazado…

Según algunos estudiosos, el bufido intentaría despertar en el gato agresor (al que se enfrenta el gato amenazado) el atávico miedo a las serpientes venenosas.

La expresividad de los gatos depende en parte de su raza. Mientras los siameses son considerados de los más charlatanes entre los felinos, las razas de pelo largo son relativamente silenciosas. Pero en esto influye mucho la estimulación ambiental que tenga el gato. Mientras más se le hable al gato, más desarrollará su capacidad de comunicación.

Señales olfatorias

Desde que nace, el gatito tiene un sentido del olfato muy desarrollado que le sirve de contacto con su madre, ya que nace sordo y ciego. En ello influye sobre todo la presencia de un órgano que sólo tienen los gatos, los perros y los conejos: el órgano de Jacobson. Se trata de un minúsculo conducto que parte de la bóveda del paladar, y que posee doscientos millones de células sensoriales especializadas. Este órgano permite que el gato reconozca las sustancias químicas presentes en el aire y las clasifique y diferencie correctamente.

Los gatos, además de poseer su propio olor corporal, como todos los mamíferos, poseen una serie de glándulas cutáneas que segregan sustancias aromáticas. Estas glándulas se encuentran en las mejillas, la barbilla, la planta de los pies, el dorso, la raíz de la cola, además de las glándulas anales y genitales. En los grupos de gatos estas sustancias aromáticas se comparten entre todos los miembros para establecer la pertenencia al grupo. Para ello se utilizan unas formas de contacto muy características, como el roce de cabezas, de dorsos, frotarse con un poste, pasar el lomo bajo la barbilla de un compañero, etc. Como vemos, estas también son formas de comunicación. De esta manera, los gatos saben si hay algún intruso en el grupo. Esto también ocurre en los gatos domésticos. Nuestros gatos, aunque convivan solos con humanos, tienen la costumbre de impregnar toda la casa y sus habitantes con su olor. Así, cuando caminan por la casa suelen hacerlo rozándose con las esquinas de las paredes, los muebles o las piernas de los humanos. Este comportamiento es muy característico a la hora de prepararle la comida. Tanto en el caso de gatos domésticos como de gatos callejeros, cuando solicitan su comida (bien a su humano o a su madre gata) suelen pegar el flanco contra las piernas del humano o contra el cuerpo de la gata y rodearlos con su cola. De esta manera impregnan con la sustancia olorosa desprendida de la base de su cola a su madre gata o “sustituto humano”, demostrando de esta manera su dependencia hacia ellos. Lo mismo se puede decir de los roces de sus cabezas contra la cara, manos o cualquier otra parte del cuerpo de su humano. Es su forma de decirnos que nos aceptan en su grupo, pues una cosa muy curiosa en los gatos es que nos consideran también como gatos. Por tanto, su comunicación gestual con nosotros es idéntica a la que utilizan con sus congéneres. El único rasgo distintivo del lenguaje felino en relación al humano es la utilización del maullido, que sólo usa con éste y no con los demás gatos.

DeaPeaJay

 

Los machos tienen otras dos formas de comunicarse mediante el olor. Una es dejando sus excrementos a la vista y la otra es marcando con orina en determinados sitios. Normalmente, todos los gatos, machos y hembras, entierran sus excrementos y orina, pero en los límites de su territorio los machos suelen dejarlos sin enterrar en lugares bien visibles, para hacer entender a los intrusos que se están adentrando en un territorio que no les pertenece. En cuanto al marcaje con chorros de orina, es característico de los machos, aunque también lo hacen algunas hembras. No obstante, los machos poseen un saco anal que segrega una sustancia olorosa muy desagradable para el olfato humano. El macho mezcla la orina con esa sustancia olorosa. Por lo tanto, el marcaje de las hembras no tiene ese característico olor de los machos. El mismo efecto que tienen estos marcajes con orina lo tienen también los arañazos sobre troncos de árboles. No se sabe a ciencia cierta si las secreciones de las glándulas que hay entre los dedos dejan señales olorosas, pero lo que es cierto es que estos arañazos son interpretados por otros gatos como demostraciones de fuerza. El gato que los produce no sólo se está afilando las uñas por necesidad, sino que indica a otros rivales que ese es su territorio, y de camino les enseña cómo son sus garras.

El término “comunicación” es muy amplio, y durante mucho tiempo la arrogancia humana ha impedido observar que los animales también tienen un amplio vocabulario, aunque sea muy distinto del lenguaje conceptual humano. Sin embargo, entre el gato y el humano se produce una comunicación “natural” sin necesidad de aprendizajes de ningún tipo. No obstante, conviene conocer todos los aspectos del lenguaje de los gatos para que no se produzcan “malentendidos” entre ambas especies, cosa bastante normal, por otro lado. Los humanos que conviven con gatos suelen comprender perfectamente las necesidades comunicativas de sus mascotas, pero la cosa es más complicada de lo que a primera vista parece, pues en la práctica los gatos no utilizan una sola señal para decir algo, sino que suelen mostrar todo un conjunto de señales a la vez. La sensibilidad del humano y su disposición a “escuchar” a su gato es lo que hace posible que esa comunicación sea bidireccional.

gato

¿Como hacer juguetes para gatos? Y ¿como jugar con ellos? =^.^=

A los gatos les encanta jugar, pero no necesitas un juguete caro para mantenerles entretenidos. Tu gato no será capaz de diferenciar entre el juguete comprado y el hecho a mano si ambos son divertidos.

Imagen

1. Haz creaturas con diferentes materiales. Fabrica un ratón con un pompón o fieltro. Utiliza calcetines con agujeros para hacer un juguete.

Imagen

2. Haz un juguete con golosinas. Pon un poco de comida seca o galletitas para gato dentro de una botella de plástico sin tapa. Tu mascota lo girará y arrastrará para conseguir la comida. Usa una botella que tenga una tapa ancha.

Imagen

3. Utiliza tu creatividad con las cosas de la casa. Una bolsa de papel, rollos de hilo vacíos, contenedores vacíos, bolas de papel, lo que sea. Los rollos de papel usados son un gran juguete.

4. Corta puertas y ventanas en una caja pequeña para que tengan que conseguir los juguetes del interior. Emplea las cajas más grandes para que puedan esconderse y jugar. A los gatos les encanta esconderse y creer que son invisibles, para luego aparecer de repente sobre una presa.

Imagen

Imagen

5. Usa una luz para divertir a tu gato, como las linternas. Pero nunca un puntero láser, ya que puedes dañar los ojos del gato. Úsalas con la luz apagada. Perseguirán el punto de luz durante horas.

Imagen

6. Lanza una pelota de pin pón para que tu gato la persiga.

7. Fabrica una caña de pescar para gatos. Ata una cinta, una pluma o un pompón a un palo.

Imagen

8. Haz un juguete de cuerda con los extremos anudados. Cuanto más ancha sea la cuerda, más seguro será que jueguen con ella.

9. A los gatos les gusta básicamente cualquier cosa que se mueva, así que las burbujas son una buena forma de divertirte con tu gato.

Imagen

10. Algunos juguetes de bebé también son juguetes geniales para los gatos, y por lo general suelen ser también seguros para ellos.

Imagen

Imagen

11. Cose algunos materiales de sobra y págalos con hilo de pescar. Átalo a un palo y deja que juegue con él.

12. Juega al “ratón debajo de la manta”. Mueve la mano debajo de la manta, y tu gato se volverá loco cazandola.

13. Para los gatos que estén sacando los dientes, todo lo que necesitas es el cinto de una bata. Así podrán morderlo.

14. Otra cosa que los gatos adoran son los cordones de los zapatos.

Imagen

Imagen

15. A los gatos también les encantan las piñas y puedes atarle un lazo para que sea aún más divertido.

Imagen

16. Sitúa a tu gato enfrente de un espejo completo. Esto significará horas de entretenimiento porque a los gatos les encanta interactuar consigo mismos en un espejo.

Imagen

Consejos:

  • Vigila siempre a tu gato cuando esté jugando con sus juguetes.
  • Experimenta con diferentes objetos de la casa.
  • Oculta el juguete tras algo cuando estás jugando con tu gato. A los gatos les encanta jugar al escondite.
  • Intenta jugar a menudo con tu gato con bolsas de papel y cajas.
  • Para animar a tu gato a jugar con el juguete, muévelo cerca de sus patas.
  • Para los gatos más ancianos, asegúrate de que no les agotas. No les hagas correr demasiado tras el juguete.
  • Compra un pompón brillante en una tienda de manualidades.

¿Como hacer una caseta para perros?


Imagen

Si a tu perro le gusta el aire libre y pasa una gran parte del día afuera, una casa para perros se convierte en una necesidad. Es una buena forma de proteger a tu perro contra las temperaturas extremas, proporciona refugio en caso de lluvia, nieve o un día muy soleado. Proveerás a tu perro de un lugar donde pueda dormir la siesta, un lugar donde se sienta protegido. Haz una casa para perros y ahorra dinero.

Cosas que necesitarás:

  • Cinta métrica.
  • Madera tratada a presión de 2 X 4 pulgadas.
  • Lápiz.
  • Sierra circular.
  • Martillo.
  • Puntillas 16d.

 

1. Determina el tamaño que quieres para tu casa para perros. Tus medidas deben incluir la longitud, la altura y el ancho de la construcción. Asegúrate de incluir en los planos el suficiente espacio para que tu perro pueda darse la vuelta y echarse con comodidad dentro de su nueva casa.

2. Utiliza madera tratada a presión de 2 X 4 pulgadas para las bases.

Mide la longitud de las bases del frente, la parte de atrás y de los lados de la casa. Dibuja líneas rectas en la madera tratada a presión con un lápiz, marcando cada una de las piezas de madera antes de cortarla.

Conecta la sierra circular para iniciar el trabajo. Cortas las piezas del frente, de la parte de atrás y las laterales que marcaste con el lápiz. Las piezas del frente y de la parte de atrás de la casa deben tener las mismas dimensiones. Aumenta el tamaño de las dos piezas laterales en 6 pulgadas de tal manera que tendrás suficiente espacio para conectarlas con las piezas del frente y de la parte de atrás.

3. Ordena la base y ensámblala.

Coloca el lado angosto de la madera mirando hacia arriba.

Une las cuatro piezas de tu base con puntillas 16d. Cuando termines deberías tener una base cuadrada o rectangular.

4. Abre huecos de una pulgada de diámetro en toda la base de la casa con un taladro. Esto permitirá que la humedad del suelo se evapore y escape de la madera, y así evitamos que la madera se pudra.

5. Construye el piso de tu casa para perros, manteniéndolo alineado con la base.

Utiliza la sierra circular. Mide y corta una lámina de madera aglomerada de media pulgada para el piso.

Acopla el piso con la base de la casa con puntillas 16d. Clava las puntillas en cada una de las esquinas de la base, las puntillas adicionales las clavas alrededor de toda la base dejando unas cuantas pulgadas de distancia hasta cubrir todo el borde.

Si tienes planes de construir una casa para perros más grande es posible que necesites una tabla extra de 2 X 4 pulgadas en el centro de la base para prevenir que el piso se sacuda en el medio. Cuando esto sea necesario, hazlo antes de clavar el piso en su lugar.

6. Prepara las cuatro paredes. Mide y corta las 4 paredes utilizando madera aglomerada de media pulgada. El frente y la parte de atrás deben ser exactamente de las mismas dimensiones. Añade 6 pulgadas mas a cada una de las paredes para que las puedas conectar con la base.

7. Averigua de qué tamaño tiene que ser la entrada de la parte frontal de tu casa para perros. Toma medidas y corta la pared frontal para hacer la entrada. Asegúrate que sea lo suficientemente grande para que tu perro pueda entrar y salir de la casa fácilmente.

8. Corta tablas para elaborar las estructuras de la pared frontal, trasera y paredes laterales de la madera de 2 x 4 pulgadas. Asegúrate de tener una tabla para cada una de los 4 bordes, y 3 tablas como soporte en el centro de las paredes laterales y la pared trasera, para un total de 11 tablas. Las casas para perro pequeñas no necesitan las tablas centrales.

9. Coloca las paredes.

Une las tablas a cada uno de los bordes y al centro de las láminas de madera aglomerada a ambas paredes laterales. Utiliza puntillas 16d.

Clava la tabla central en la pared trasera. La debes dejar dos pulgadas más allá del centro para poder asegurar el techo.

Asegura la pared del frente clavando las tablas a lo largo de los bordes únicamente.

Ubica las paredes en la base de la casa. Pega las paredes al piso de la casa con puntillas 16d.

10. Arma la estructura superior.

Fija un soporte en la parte superior de cada esquina con puntillas 4d.

11. Elabora 3 vigas para cada lado del techo.

Mide y corta 6 piezas de la madera de 2 X 4 pulgadas.

Corta uno de los bordes de cada viga, asegurándote que haya un buen ajuste a lo largo de toda la estructura de la casa.

12. Construye dos postes.

Mide y corta 2 piezas de la madera de 2 X 4 pulgadas para formar los postes. Cuando construyes una casa para perros necesitaras un poste en el frente y otro en la parte de atrás.

Asegura los postes a la parte central del frente y de atrás de tu casa con puntillas 16d.

Acopla la viga principal del tejado con los postes usando puntillas 4d.

Mide y corta dos piezas de la madera aglomerada de media pulgada para el techo y otras piezas para los lados en el arco del techo. Corta los páneles de los lados en forma de triangulo.

Clava las vigas a la estructura de la casa y a la viga principal utilizando puntillas 16d.

Pega los paneles de los lados del techo a la estructura de la casa y a las vigas por el lado donde se les hizo el corte.

Clava el techo a las vigas, para esto necesitaras puntillas 4d.

13. Mide, corta y asegura la canaleta de aluminio con puntillas galvanizadas para cubrir el techo.

14. Coloca tejas sobre la canaleta de aluminio.

Empieza desde la parte más baja del techo y pega las tejas utilizando pequeñas puntillas galvanizadas. Cada hilera de tejas debe estar una sobre la otra. Continúa colocándolas hasta llegar al centro del techo.

Deja una distancia de dos pulgadas entre cada traslape de la teja.

15. Aplícale barniz a tu casa para perros.

Un barniz a prueba de agua previene los daños por humedad. Puedes encontrar una gran variedad de colores de barniz.

Y si os queréis poner creativos aquí os dejamos algunas ideas divertidas, aunque un poco más comprlicadas de hacer.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Premios para nuestras mascotas / Treats for our pets

Pronto estaremos haciendo deliciosos premios para nuestros amigos peludos. Ricas y saludables galletas, esponjosas y divertidas tartas, sabrosas y simpáticas madalenas.

 

 
Todo de fabricación casera, con ingredientes que no solo no gustaran a nuestras mascotas si no que además les sentarán bien y alimentarán.

Hagamos felices a nuestros amigos peludos con unas ricas meriendas!

Soon we will be making delicious treats for our furry friends. Delicious and healthy cookies, cakes fluffy and fun, tasty and nice muffins.

Everything homemade with ingredients that not only our pets will like but also will make them feel good and feed them.

Let’s make our furry friends happy with some tasty snacks!

Los espectáculos pirotécnicos y nuestras mascotas

Los perros tienen una sensibilidad auditiva 3 veces superior a la del ser humano, por lo tanto lo que para nosotros no es mas que un ruido fuerte, para ellos es algo tremendo y a veces insoportable. Es esta la razón por la cual durante fechas festivas donde se usa la pirotecnia, nuestras mascotas están mucho mas nerviosas. El bombardeo auditivo les provoca susto, y reaccionan con agresividad, constantes aullidos, e incluso algunos fugándose del hogar.

Las celebraciones y especialmente los fuegos artificiales les provocan miedo y alto nivel de estrés. Este temor se explica por su alta sensibilidad ante estímulos sonoros intensos. La capacidad auditiva de los perros (60.000 ciclos por segundo) se diferencia de la del humano (20.000 ciclos por segundo) por su gran aptitud para captar sonidos a altas frecuencias.

Los petardos alcanzan hasta 190 decibelios (una sirena registra 120) bastante más de los 85 decibelios que el oído de los perros puede soportar.

Algunos de los síntomas que nuestras mascotas pueden presentar son: palpitaciones, taquicardia, jadeo, salivación, temblores, sensación de insuficiencia respiratoria, falta de aire, náuseas, aturdimiento, sensación de irrealidad, pérdida del control, miedo a morir. Las reacciones más suaves o de baja intensidad pueden ser temblor, encogimiento, inapetencia, intensos deseo de ingerir agua, deseo de estar en permanente contacto con el propietario. Las reacciones más graves o de alta intensidad provocan gemidos, intensa salivación o babeo, jadeos prolongados y muy fuertes, eliminación y/o retención de heces u orina, correr en forma desenfrenada sin rumbo (escape frenético), en muchas ocasiones arañan o mastican barreras fracturándose los dientes o pueden intentar saltar a través de ventanas, vidriados o alambrados, provocándose heridas de suma gravedad.

Para enfrentar estas fechas es necesario poner a nuestra mascota en un lugar apartado del intenso ruido y si es posible permanecer junto a ella hasta que se sienta tranquila. Otra opción es llevarla al veterinario y que el le recete algún tranquilizante para que pase tranquila y no se estrese, en el mercado existen tranquilizantes naturales que les calman sin adormecerlas ni hacerles perder la conciencia, elaborados sobre la base de valeriana, passiflora y melissa, no hace dormir al animal, sino que sólo lo calma. Debe ser suministrado semanas antes del evento como fuegos artificiales, emprender un viaje o para disminuir la angustia si queda solo en el hogar durante las vacaciones de sus dueños.

 

La recomendación, siempre, es que antes consultes con tu veterinario para que te asesore, ya que cada mascota puede reaccionar de manera distinta ante un producto determinado.

Consejos para superar noches con espectáculos pirotécnicos:

  1. Asegúrese de que su perro lleve un collar con un placa de ID firmemente sujetos o un chip que tenga sus datos actuales. Si su perro no tiene identificación por favor tómese el tiempo de identificarlo, es relativamente barato y es preferible prevenir antes que perder a su mascota.

  2. Mantenga a su perro dentro de la casa con usted durante los peores momentos, revise que su jardín y las rejas sean seguras. Un perro bajo estrés podrá intentar escapara por el nerviosismo y el pánico en que se encuentre, así que vuelva a comprobar.

  3. No deje a su perro en el jardín sin supervisión.

  4. Nunca lleve a su perro o cualquier animal a donde haya fuegos artificiales, puede ser divertido para que usted pero para su perro es estresante, por eso manténgalo alejado y seguro.

  5. Haga ejercicio con su perro antes, una larga caminata para que este cansado durante la noche.

  6. Cierre las cortinas o las persianas para mantener fuera recordatorios visuales luces, etc.

  7. Tener un poco de música relajante o familiar puede ayudar a bloquear algunos de los ruidos.

  8. Asegúrese de que su perro tenga acceso a una zona donde se sienta seguro, una guarida que este lejos de las ventanas con su cama y juguetes, ponga un poco de su ropa aquí para que haya un olor reconfortante y familiar.

  9. Deje que su perro haga sus necesidades previamente, para que no se desespere por hacer pis cuando el ruido se intensifique durante la noche.

  10. Ofrézcale un peluche o alguno de sus juguetes favoritos, un juguete masticable o algo que le distraiga. Darle algo que hacer puede aliviar el estrés.

  11. Asegúrese de que tenga agua fresca disponible para beber. Recuerde alimentar a su mascota un par de horas antes de los fuegos artificiales para ayudar a que se relaje.

  12. Si su perro se ve afectado por el ruido – NO LO CASTIGUE!!! Si usted sale y al regresar encuentra que su perro ha causado destrozos en la casa mantenga la calma. Es completamente inútil castigarle, si usted lo castiga en ese momento el vínculo que hay entre usted y su mascota se vera afectado y es probable que siga aún más estresado. Nuestra primera reacción a un perro nervioso y con ansiedad es tratar de calmarlo y acariciarlo, con eso bajara su nivel de estrés.

  13. Trate de permanecer relajado y optimista, transmitirle el mensaje de que no hay nada de qué preocuparse.

La ansiedad por separación, cómo tratarla.

Ansiedad. Sentimiento de aprehensividad ante un peligro futuro inminente,
que provoca una sensación de desolación y desprotección.

Qué es la ansiedad por separación

La ansiedad por separación, se define como la angustia que se presenta en un perro, al separarse de su figura de apego. El apego es el lazo emocional de un individuo por otro, que lo lleva a procurar la cercanía física hacia la figura de dependencia, sea el dueño u otro miembro de la familia. Las conductas de apego son naturales entre los animales sociales, que viven en manadas, permitiendo la cohesión de grupo entre cada sus miembros, lo que favorece su supervivencia. Sin embargo, un apego excesivo (o “hiperapego”) puede darse por mecanismos inadecuados de adaptación durante la formación del carácter de un perro, dando como resultado una dependencia demasiado fuerte y como consecuencia el pánico a estar solo.

Los comienzos

Durante el desarrollo de un cachorro, hasta la 6ª semana, se va promoviendo e intensificando el apego natural de éste por su madre; pero entre la 6ª Y 8ª semanas, se presenta una etapa conocida como el “desapego primario”, en el que la madre forza a su camada a pasar cada vez mayor tiempo solos, fomentando su independencia. Al ser este el momento en el que generalmente los perritos son adoptados por sus nuevas familias humanas, en ocasiones hay cachorros en los que no se realiza el desapego de manera adecuada, en parte por los cambios de estilo de vida, de “manada” y las atenciones de sus nuevos dueños. Este proceso también se presenta con frecuencia en perros mayores a las 8 semanas, e incluso adultos, que previamente han sufrido maltratos o abandono, como es el caso de perros obtenidos en refugios o en la calle.

Las conductas propias de la ansiedad por separación tienden a aumentar con la edad, pueden ser recurrentes, y generalmente inician o aumentan de frecuencia cuando hay un cambio en la rutina diaria.

¿Cómo saber si un perro presenta ansiedad por separación?

Los signos clínicos típicos de la ansiedad por separación son los siguientes:

  1. Antes de que el dueño salga de casa, puede haber una anticipación de la ansiedad, con conductas como: esconderse o recluirse, actuar ansioso o deprimido, seguir al dueño a donde quiera que vaya, tratar de impedir que el dueño salga o rehusar obedecer órdenes.
  2. Durante la ausencia del dueño, pueden presentarse:
    • Vocalizaciones excesivas (llantos o ladridos para reunir su manada).
    • Eliminación inapropiada
    • Conducta destructiva

Que ocurren generalmente durante la primera media hora de ausencia del dueño, concentrándose en:

  • Puertas, ventanas o aquellos lugares por donde el dueño sale o por donde el perro lo ve partir.
  • Objetos personales del dueño, que tienen un fuerte olor de la figura de apego.

En casos más severos también pueden ocurrir otros signos como jadeo, diarrea, vómito, salivación excesiva, autolesiones, automutilaciones, anorexia, inactividad, temblores, etc.

  1. Cuando el dueño regresa, el perro se muestra excesivamente excitable, tarda en calmarse, y nuevamente sigue al dueño conla mayor cercanía espacial posible, tratando de buscar su atención.

Tratamiento de la Ansiedad por Separación

Es importante, sobre todo, considerar que NO se trata de un problema de falta de educación o inteligencia por parte del perro, o de venganza contra el dueño que lo deja. Un perro con ansiedad es un perro que SUFRE y se angustia sin su dueño, y que por lo tanto, se le debe enseñar que puede sobrevivir sin tanta atención de su familia o estando solo. La terapia es larga y compleja, puede haber reincidencias, pero el pronóstico es bueno y el tratamiento es MUY viable. El plan de terapia consta de 3 elementos, que son:

Modificación Ambiental:

  • Restringir el acceso del perro a las áreas de eliminación o destrucción inapropiadas.
  • Proveer un sitio de seguridad (cuarto o kennel), que sea un espacio pequeño, que minimice la intensidad de estímulos externos que agravan el problema.
  • Variar los juguetes disponibles.

Modificación Conductual:

  1. Estructurar la rutina diaria del perro:
    • Establecer reglas y límites claros y firmes.
    • Que el perro trabaje por cada cosa que quiera.
    • Practicar la obediencia para tener un mayor control del perro.
  2. Moderar el apego, promoviendo la independencia:
    • Disminuir las muestras de afecto y el contacto físico.
    • Romper estereotipos de rutinas de salida y llegada, disminuyendo la intensidad de las interacciones con el perro: Ignorar al perro al salir y regresar de casa.
    • Fomentar la interacción del perro con otras personas.
  3. Mantenerlo ocupado:
    • Proveer estimulación mental y física
    • Aumentar el ejercicio
    • Utilizar juguetes interactivos, televisión, radio, música, luces, cuando el dueño está ausente.
  4. Desensibilización:
    • Confinar al perro en su sitio “seguro”.
    • Dar la señal de partidas cortas, usando la “clave de seguridad”.
    • Entrar y salir durante periodos cortos, frecuentemente.
    • Dejarlo poco tiempo, antes de que se angustie.
    • Aumentar gradualmente el tiempo de salida.

NUNCA castigar al perro por reincidencias, o por acciones que realizó durante la ausencia del dueño, ya que no comprende la razón del castigo y esto sólo aumenta mucho más su ansiedad.

Terapia farmacológica

Para casos severos se recomienda el uso de ansiolíticos, tranquilizantes o antidepresivos tricíclicos, que serán recetados por un Médico Veterinario.

Para casos moderados, es suficiente utilizar remedios naturales como el “Rescue Remedy” (también conocido como “Help”) de las “Flores de Bach”, en dosis de 4 – 10 gotas, 1 – 3 veces al día, dependiendo de la severidad del problema.

Realizar la terapia durante 2 semanas mínimo.

Resumen:

  • Establecer reglas y límites claros y firmes.
  • No excederse en las muestras de afecto
  • Que el perro trabaje por cada cosa que quiera
  • Proveer estimulación mental y física
  • Confinar al perro a un sitio “seguro”
  • Dar la señal de partidas cortas
  • Entrar y salir durante periodos cortos, frecuentemente
  • Ignorar al perro al salir y regresar de casa
  • Romper estereotipos de rutinas de salida y llegada
  • Aumentar gradualmente el tiempo de salida

Autor: Biol. Alejandra Pardo Menéndez

Tomado de: Proyecto Mascota

Como perros y gatos… / Like dogs and cats…

Amistad inter especie esto más que una realidad es un mito; aunque su instinto les empuje a verse como enemigos naturales esto no tiene porque ser así.

Es más difícil suprimir este comportamiento en los gatos que en los perros, sin embargo, se les puede acostumbrar a estar juntos y llevarse bien siempre que no se fomente en ningún momento un nivel de excitación que los lleve a pelear.

Pueden adaptarse fácilmente el uno al otro si se les acostumbra a convivir desde cachorros; estos animales aprenden de sus padres desde temprana edad, también de otros animales de su especie y del ambiente en el que habitan. Todo esto condicionará su comportamiento cuando sea un adulto.

Es muy importante la edad para estos procesos de adaptación entre especies, si en una casa donde ya vive un gato adulto traemos a vivir a un cachorro de perro el proceso será más largo y complicado, mientras el gato se habitúa a su nuevo compañero.

Hay que tener en cuenta la importancia de que cada animal tenga su propio espacio para alimentarse y descansar, para que puedan apartarse si se sienten un poco agobiados.

Cuando los vayas a presentar debes tener en cuenta el carácter de cada animal, el perro tiende a ir directo a olfatear, pero esto puede asustar al gato y provocar que salga corriendo, lo que a su vez provocara que el perro le persiga y así no conseguiremos nunca que sean amigos. Procura que ellos dos estén juntos en la misma habitación; cuando el perro este acostado y relajado permite que sea el gato quien poco a poco se vaya acercando, controlando todo el tiempo que no vayan a liarla y se peleen. Si el gato huye y se esconde dejalo; no los fuerces, permite que el gato vaya a su ritmo para acercarse al perro, es muy probable que lleve varias semanas hasta que puedan estar juntos y tranquilos en la misma habitación. Nunca los dejes solos en casa hasta que te asegures de que la situación esta bajo control y no se van a liar a mordiscos y araños.

Premia los comportamientos positivos, cuando se acerquen de buena manera sin reaccionar de forma brusca o violenta.

——————————————————————————————————————–

This inter-species friendship rather than a myth is a reality, although their instincts leads them to be as natural enemies it does not have to be like that.

It is harder to suppress this behavior in cats than in dogs, however, they can get used to being together and get along if not encouraged at any time a level of excitement that leads them to fight.

They can easily be adapted to each other if they are use to live together since they’re puppies and kittens, these animals learn from their parents at an early age, also from other animals species and the environment in which they live. This will condition their behavior as an adult.

Age is very important for these processes of adaptation between species, whether in a house where lives a adult cat and bring to live a puppy the process will be long and complicated, as the cat gets used to her new partner.

Keep in mind the importance that each animal has its own space to eat and rest, so they can withdraw if they feel a bit overwhelmed.

When you go to make the introduction keep in mind the character of each animal, the dog tends to go straight to sniff, but this may frighten the cat and cause it to run, which will make the dog to chase the cat and this way they will never get to be friends. Try when the two of them are together in the same room when the dog is lying down and relaxed lets allow the cat to slowly get closer, controlling all the time that they will not fuss and fight. If the cat runs away and hides leave it, do not force them, allow the cat to go at it’s own rhythm to approach the dog, it is likely to take several weeks until they can be together and calm in the same room. Never leave them alone at home until you make sure that the situation is under control and will not be rolling a bite and scratches.

Reward positive behaviors, when they approach in a good way without reacting abruptly or violently.

A %d blogueros les gusta esto: